Llevo varios años sintiendo los lamentos de pequeños comerciantes, de negocios locales y de barrio que no saben como afrontar la nueva era de grandes superficies.

Pues aquí un caso que muestra que hay fórmulas de plantarle cara a los gigantes. Cash&Carry Diaz Cadenas es una empresa familiar que “NO PARA DE REINVENTARSE” en el mundo de la alimentación. Luchan a diario para no quedarse atrás en ningún punto y estar siempre actualizados, y aquí posiblemente sea la fórmula, estar actualizados y buscar un modelo competitivo. Díaz Cadenas está implantando actualmente en La Lentejuela, Osuna, Utrera, Coria del Río y recientemente que son las imágenes adjuntas, Moguer (Huelva).

El proyecto comenzó con el rediseño de marca dotando al logotipo de un aire más fresco, amable y actual. La segunda parte ha sido la decoración integral del cash, con la señalética y rotulación exterior e interior.